En la maravillosa historia de Lewis Carroll, cuando Alicia se lamenta de su vida diaria aburrida y vacía de sensaciones y emociones, esta se cruza con “el conejo blanco”. Así llevada por la inquietud y motivación de encontrar algo nuevo y diferente decide a seguirle. Esta decisión le lleva a descubrir un mundo lleno de magia, imaginación y creatividad, … donde todo lo que ella imaginaba se hacía realidad, saltando todas las barreras de lo racional.

Todos ,y cada uno de nosotros llevamos a una Alicia en nuestro interior que anhela expresarse, y seguir al conejo blanco para alcanzar nuestros sueños y objetivos de una forma especial, siendo sorprendidos y creyendo en esa magia que nos hace volver a nuestra infancia y disfrutar sin ningún tipo de barreras.

En mi mundo: todo sería lo que no es. Y al revés,… lo que es no sería; y lo que no podría ser;… sí sería”.

Alicia en el País de las Maravillas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies